KOSHIRAE EN VENTA. PIEZAS DISPONIBLES.

 

 

 

 

Magnifico koshirae tipo Keibatachikoshirae o Kurabe Uma, del periodo Edo.

 

Longitud total: 110 cm.

Longitud de la saya: 82 cm.

Longitud de la tsuka: 28 cm.

Longitud del tsunagi (hoja de madera): 75 cm, nagasa.

 

Descripción:

 

 Excelente koshirae de finales del periodo Edo, 1800-1900, que destaca por su inusual tipología conocida como Keibatachikoshirae o Kurabe Una no tachi, y que se caracteriza por el ensanchamiento progresivo que se produce en la saya en la zona del kojiri. Esta tipología estaba directamente relacionada con el koshirae de gala que portaban los yabusame, jinetes arqueros, por lo que es una montura eminentemente de uso ecuestre y por norma de dimensiones más propias de wakizashi, aunque no obstante existen ejemplos de gran formato como este y concebidos para portar a pie, el ejemplo más paradigmático de esta tipología es un daisho de inmensa belleza que se conserva en el tesoro del santuario de Itsukushima.

 

 El koshirae esta formado por una tsuka de gran calidad con la característica curvatura morozori de tachi, bastante acentuada en este caso, con un precioso trabajo de tsukamaki en seda color marfil sobre same y con menuki de motivos de dragón de gran tamaño y calidad artística. El conjunto de de fuchi y kashira siguen el mismo patrón decorativo vegetal que el koiguchi de la saya y que la tsuba, que es una arquetípica pieza de tachi mokko gata con espacio en forma de pétalo de loto entre cada lóbulo.

 

 La saya es una pieza de especial forma por el mencionado ensanchamiento en forma de pico de pato que se produce en la zona del kojiri. Está realizada en urushi rojo brillante en dos tercios y otro en urushi mate marrón jaspeado con urushi negro. Para rematar la saya incluye un sirizaya, forro moderno en pelo animal artificial que rememora los tachi vistos en los periodos Heian y Kamakura de tipo cola de tigre y zorro y que otorga al conjunto un aspecto imponente y realmente bello. El sageo en seda marfil a juego con la tsuka, es también moderno. Incluye tsunagi, hoja de madera a medida.

 

 Sin duda se trata de una montura excelente para cualquier hoja que no posea koshirae y que quiera ser debidamente completada. Por su rareza y belleza es una pieza magnífica para ser expuesta.

 

Precio:  1.100 Euros.

 

 


PIEZAS NO DISPONIBLES.